info@buenosaires2018.com

prensa@buenosaires2018.com

Kyle Chalmers, el campeón australiano que se forjó en Nanjing 2014

2017-11-08 11:54:32

COMPARTIR

El nadador australiano, que ganó un oro en los Juegos Olímpicos Rio 2016, afirma que su triunfo no hubiera sido posible sin el gran aprendizaje que tuvo en los Juegos Olímpicos de la Juventud Nanjing 2014 y llama a los jóvenes atletas a que sigan sus pasos.

“Los Juegos Olímpicos de la Juventud fueron una experiencia alucinante”.

La vida de Kyle Chalmers ha estado plagada de momentos que le han cambiado su destino. Hijo de la estrella de la Liga de Fútbol Australiano Brett Chalmers, él sabe que probablemente hubiera terminado practicando el mismo deporte de su padre si su familia no hubiera tenido la suerte de tener una piscina en el fondo de su casa.

 “Jugué fútbol australiano desde los 4 años y siempre quise seguir los pasos de mi padre”, dijo Chalmers. “Pero tenía una piscina y me encantaba. Como podía nadar fácilmente los 50 metros, la escuela quería que compita para ellos, lo que al final hice. Gané mucho y me di cuenta de que era bastante bueno. A los 12 años nos mudamos de mi (pequeña) ciudad a Adelaida, por lo que pude entrenar para convertirme en un profesional”, explicó 

El segundo momento decisivo llegó a los 16 años, cuando se rompió un dedo, lo que era inevitable jugando futbol australiano. “Fue tres días antes del torneo clasificatorio para Nanjing 2014 y mi doctor me dijo que no nadara”, dijo el atleta de 19 años. “Pero me las arreglé para tener una férula en el dedo y fui lo suficientemente rápido para colarme en el equipo”, agregó.

“El dedo me hizo las cosas más difíciles, pero estaba determinado a ir a China. Son esas palabras mágicas, ‘Juegos Olímpicos’. Realmente quería lograrlo. Tenía unos pocos amigos que habían estado en (los Juegos Olímpicos de la Juventud) Singapur 2010 y ellos me habían dicho todo sobre eso. Apenas comencé a representar a Australia me di cuenta de que era un candidato a los Juegos”, rememoró.

Si no hubiera ido a Nanjing para quedarse en su país cuidando de su dedo, es difícil predecir qué hubiera pasado con la carrera de Chalmers. Él asegura que su experiencia en los Juegos Olímpicos de la Juventud han sido “el factor más importante” que le llevó hacia la medalla de oro en los 100m estilo libre de Rio 2016.

“Los Juegos Olímpicos de la Juventud fueron una experiencia alucinante”, dijo Chalmers, que se quedó con tres medallas de bronce en Nanjing. “No me fue tan bien como esperaba porque me enfermé antes del evento, pero a la segunda semana ahí me sentía mejor y me encantó todo”, contó.

“Estaba en mi departamento con un golfista y un atleta; ahora somos grandes amigos. También me junté con estadounidenses y canadienses. Esa experiencia fue invalorable cuando llegué a Río porque sabía qué esperar y me encontré con caras conocidas. Pude relajarme y concentrarme en mi nado sin distraerme. Eso representó una gran parte de mi victoria con el oro. Es otro mundo por completo si uno no está preparado para eso”, afirmó.

Desde Nanjing 2014, Chalmers ha pasado por muchas cosas. Además de la medalla de oro en Rio 2016 (y dos bronces en los relevos) rompió el récord juvenil de los 100m estilo libre y atravesó por una exitosa cirugía cardíaca debido a una taquicardia supraventricular, una trastorno que provoca palpitaciones.

Para aquellos atletas que tienen sus ojos sobre Buenos Aires 2018, el nadador australiano tiene una recomendación: “Mi principal tip es sacarle el mejor provecho. No todos tiene la chance de ir a los Juegos Olímpicos de la Juventud y es una competencia muy grande. Te enseña lo que son las grandes multitudes y puede ser el punto de partida de una carrera” deportiva.

<< volver